martes, 29 de noviembre de 2011


El aislamiento es algo así como tomar consciencia de que ahí fuera no hay más de lo que ya ves.

domingo, 20 de noviembre de 2011

No recordaba que las mañanas existieran.

Vivo en un ciclo nocturno deprimente. Hace demasiado tiempo que no vivo de día, porque el instituto me absorbe y es como si esas horas no existieran. Luego llego a casa, como y hasta ahí.

Duermo. Una hora, dos, tres, cuatro... ¡Uy! Son las once menos algo y tus padres ya han cenado. Y no has hecho absolutamente nada en todo el día. Pero da igual, tienes toda la noche por delante.

Es horrible.

Antes aguantaba vivir de noche. Ahora me vuelve loca. Es como si la verdadera hora de dormir fuera una siesta de hora y media. Y vuelves a clases. Y vuelves a casa. Y de noche otra vez.

Me levanté ayer y ahora intento aguantar para nivelar un poco esto (Vale ya la gilipollez) y empiezo a tener sueño. Tengo que buscar algo que me entretenga, pero no tengo ganas de hacer nada.


Arf.

martes, 30 de agosto de 2011

Tan rematadamente gafe.

Mientras la gente hace entradas largas, con fundamento, bien escritas, interesantes, documentadas, contando cosas que INTERESAN...

Yo hago entradas para cagarme en todo lo orgánico (Eso os incluye). Porque sí, porque se me ha estropeado el móvil de memoria interna en el que tenía nada más y nada menos que mil novecientas y pico paco canciones, de las cuales no se ha salvado ni una.

Ni una.

Mil novecientas.

Y pico. Paco.


jueves, 11 de agosto de 2011

martes, 5 de julio de 2011

Esto es un blog personal.

Pertenecer a algo es relativo.

No hay que confundirlo con "estar dentro". No es tan simple. Alguien que está dentro de un grupo no tiene por qué ser parte de él. Simplemente está. 

Yo estoy dentro de un grupo, pero no pertenezco a él. No siento la unidad. No confío en todos. No sé si estarán ahí cuando yo les necesite. Simplemente les sigo, voy con ellos, más que otra cosa porque hay personas que sí que pertenecen a las que quiero mucho, demasiado, y no quiero separarlas ni separarme de ellas, nunca querría ni nunca querré porque hacerlo por este motivo me parece algo estúpido. 

Tampoco es que hayan querido echarme. Sí que han echado a otros, pero yo no parezco molestarles, me dejan pulular por ahí con ellos, aunque no hable una mierda.

Sólo decir que tras unos años me siento como el primer día que les conocí, con el nudo en la garganta, hablando en bajo y sin saber muy bien qué hacer o qué no hacer. Por que en aquel entonces para mí eran extraños. Ahora también lo son. No ha habido riñas porque no ha habido la confianza suficiente ni para discutir. Y sin embargo sigo ahí, pasando las tardes. Que no digo que no me lo pase bien, en absoluto.

Es simplemente eso.
Que no pertenezco.

(Y cada día me da más igual.)

PD: Esto es un blog personal...
PDD: ... Y me lo follo cuando quiero.

miércoles, 29 de junio de 2011

And again, and again...

La cosa va de que encuentras una parodia de cierto grupo coreano.




Mueres con el audio.
Decides seguir el arcoiris y buscar el origen de tal magistral parodia.
Encuentras esto:




Y vuelves a morir.
Again, and again, and again.
And again.
And again.

martes, 21 de junio de 2011

Close your eyes and i'll kiss you




Entrada musical. Mi aldea está en fiestas y estoy escasa de ideas y de inspiración.

 Me darán las notas el jueves. Me da algo de pereza ir, ya las sé, pero en fin. Después me queda un largo verano en el que tendré tantos proyectos de los que sólo realizaré la mitad de la mitad. Iré de vacaciones una semana, volveré, iré al examen de mate (pasará lo que tenga que pasar) y luego a empezar un bachiller que veo laaaaaaaaaargo.

La historia se repite, damas y caballeros.

-And i'll send all my loving, to you.

jueves, 16 de junio de 2011

Ele.

He suspendido Matemáticas.

miércoles, 15 de junio de 2011

Que mi ordenador se quede colgado. Que mi tele se tenga que actualizar durante veinte minutos. Que mi DS se quede sin batería y el único cargador esté far far away. Que mi gata esté dormida. Que mi perra también. Que esté desvelada. Que no tenga ni un lápiz, ni ningún papel cerca. Que tenga el libro de Sociales abierto encima de la mesa a punto de brillar en la oscuridad por todo el subrayador que tiene.

Es una forma sutil de decirme que debería estudiar un poco.

lunes, 13 de junio de 2011

Es en estos momentos, a media hora de vestirme y meter mi andrajoso archivador en la mochila, cuando me entra la inspiración.

Más que nada porque quería volver, más que nada porque no he podido hasta ahora. Estaba (Estoy) saturada. Por una parte de las consecuencias que trae sacar menos de un cinco. Por otra de intentar multiplicarme para cumplir todas las cosas pendientes que tengo por día, porque me faltan horas. Por otra de que cuando al fin creo que puedo descansar, no lo hago, quedándome en vela durante la noche, como si fuera idiota.

No, mejor dicho, como un vampiro de esos que arden a la luz del sol y se comen a gente, de esos.

Pero estoy bien. Quiero decir, el estrés se va poco a poco y mientras los exámenes de esta semana vayan mínimamente bien, llegaré al sábado sin volarme la tapa de los sesos y tocando un ukelele (?)

Quiero un ukelele.


Por otra parte, me gustaría empezar a subir relatos aquí. (Porque como en lengua estamos haciendo eso, relatos, me crezco toda) Así que ya veré lo que hago.

Por el momento he vuelto, it's something.

:3

PD: Y sí, os he echado de menos. YA ESTÁ, YA LO HE DICHO.

lunes, 24 de enero de 2011

No intentes ocultar que has pasado sin tropezar

Cada día que pasa tengo menos fe en el cambio que crea el paso del tiempo. Es como si de aquí a veinte años me siguiera viendo a mi misma en la misma casa, más vieja, más sola y más seria.

Demasiado seria.

Es como si los pilares de mis principios y mis ilusiones se fueran hundiendo en la arena. Despacio, de forma casi imperceptible. Y cuando me acabe de dar cuenta estarán completamente sepultados.

Lo peor de todo es eso, que la rutina y la estabilidad superficial que me mantiene de pie me nubla la mente haciéndome víctima de una tranquilidad corrompida por el flujo de motivaciones y planes de futuro que se me escapan de los dedos sin darme casi ni cuenta.

Olvido mis sueños, mi cabeza los ve completamente innecesarios. Lo importante es el hoy, el ahora mismo. El mañana puede esperar sentado con la cabeza baja.

¿Quieres  crear algo? ¿Quieres conseguir algo? Consíguelo ahora u olvídate de él si te lleva demasiado tiempo, porque la silenciosa voz de tu conciencia te susurrará al oído una y otra vez que no te servirá de nada gastar tu vida en algo que según ella no tendrá frutos. 

Obviamente, se equivoca, sin embargo es tan fácil hacerla caso que mi inexistente voluntad cae en sus brazos vagamente.

Soy una vaga de mierda. Y por muchos años que pasen lo seguiré siendo. Hasta que mi mente logre descifrar la señal de "Espabila" que tengo grabada detrás de los párpados.





(PD: Que sepáis que no estoy depre, esto es sólo la prueba de lo que me gusta repetirme)