sábado, 13 de noviembre de 2010

Esas expectativas, tan exageradamente altas.

Que nunca en mi vida alcanzaré, porque no son mías.
No has conseguido lo que querías ser, no eres tan plenamente feliz como pensaste que serías a esta edad. No vives en una casa enorme, ni tienes 3 coches, ni criados, ni amores. Te consideras tan miserable...

Sé que no quieres hacerme sufrir, sé que si estás haciendo esto es porque temes que siga tus pasos. Quieres que lo tenga todo y que nada se interponga en mi camino para ello.

Pero la principal diferencia entre tú y yo es que tú no hiciste lo que querías de verdad. Te dejaste guiar completamente por el miedo a que todo fallara y los pilares de tan buena educación se pudriesen y dejaran caer algo que consideraban un futuro.

Y ahora quiero decirte que allí arriba no había nada más que tu grandioso espíritu resignado.

Por favor, no me hagas lo mismo que te has echo a ti.

2 comentarios:

  1. Solamente dos palabras: asco de adolescencia, tanto miedo, preguntan e inseguridades ¿para qué? ¿Hacernoslo todo más difícil?

    En fin, LK, haz lo que tú quieras y no lo que los demás esperen de ti, hay que arriesgar, a pesar de que muchas veces nos echamos a trás.
    Pero recuerda; es tu futuro no el de los demás.
    Ánimo ^^

    ResponderEliminar
  2. Básicamente, lo mismo que Light. Este es nuestro futuro y nosotros, supuestamente, tendríamos que decidir qué queremos ser o dónde queremos estar... Como diría Tidus, esta es mi historia y yo decidiré cuando acaba... ¡Te apoyamos!

    Muchos Salu2

    ResponderEliminar