viernes, 27 de agosto de 2010

Un pronto.

Sigue corriendo y deja que tu visión se nuble. Permite a tu corazón sobrepasar su ritmo, inspira hondo, expulsa el aire con fuerza, que arda en tu garganta.

Por un momento te vuelves inalcanzable para lo que consideras realidad.

Por un momento disfrutas de una libertad imaginaria.

Aunque no te preocupes, acabará pronto, ya se han encargado de ello.

2 comentarios: